Avisar de contenido inadecuado

EL AMOR ES CIEGO SORDO Y MUDO

{
}

 

El amor es ciego, sordo y mudo"

Dr. Miguel Suazo

 

Decir que el amor es ciego, sordo y mudo es un tema paradójico, en el sentido de que las definiciones dadas al amor plantean toda la gama de emociones, de la expresión, se habla más, se oye mas, se ve más. Asumir este tema es   una forma de  plantear lo contrario a lo que se conoce como verdadero sin dejar de tener razón.

El entrar al lenguaje figurado encontramos tres indicadores del amor que podríamos darle una interpretación, de muchas que podría tener. Veámoslo del lado positivo, por  que debía ser así:

Debe hacerse el ciego, para dejar que quien lo guie no sea solo lo percibido sino los sentimientos y la intuición. Cuando actuamos en función  de lo que vemos sin lugar a dudas nos movemos en el campo de lo objetivo, lo que es, cuando el camino está claro y vemos bien, no tropezamos, es camino seguro. Aquí la razón se convierte en el más poderoso de los aliados, tanto que hemos llegado a creer y validar como bueno, real, científico, lo que vemos, lo que palpamos pero resulta que en el amor no todo puede ser movido por la objetividad física de lo visto y del razonamiento cerebral.

Para que el amor fluya debe dejar que la piel convierta en sentimiento lo sentido, por que la vista solo convierte en razón lo percibido. Si se ve objetivamente una silla, racionalmente se comprende que debe ser usada para sentarse.

Esta racionalidad muchas veces lleva al  fracaso a muchas parejas, por eso pelean, porque  le dan paso, según lo aprendido, mas a la razón que al corazón y en el amor el otro o la otra juega un papel tan importante que la tolerancia, el perdón, la pasión adquieren mayor peso que lo razonablemente vivido, porque si es amor su finalidad será no perder a esa persona, mantenerle a su lado, querer estar siempre a su lado. Es aquello de “que el amor todo lo puede, todo lo perdona, todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta”.

La pregunta clásica es si realmente todo quiere decir todo, porque hay cosas que son inaceptables, inexcusables y la respuesta es que si, si existe amor verdadero, no cualquier amor, no el que se ve con los ojos de la cara. De manera que es condición absoluta que entre las partes exista ese amor, el verdadero, que se equivoca pero sin intención de dañar. Es el amor ciego, porque parte de la verdad, de la sinceridad, el que enmienda errores, el objetivo, visual, racional no hace eso. 

 

La finalidad del amor es perpetuarse, no marchitarse, ponerle cada día ropas nuevas, es lo que hoy llaman inteligencia emocional, una pequeña dosis de locura. Eso es, además de ciego un poco loco.

Si además de ciego, de dejar ver pequeñeces dejar de oír insensateces, de darle cobija a las noticias que otros cuentan, a sumar y atar cabos se deja empapar de  valores como la confianza y el dialogo, permitiéndoles que sean los que construyan un nuevo modelo llamado comunicación, veremos que sin abstraerse del medio, de la gente, de los amigos y amigas o familiares, hacen que lo más importante sean dos, un par, una pareja, que decidió quererse en base a afectos e intereses propios y definidos por ellos mismos.

Puede ser amor de novios pero también de amigos o amigas de familiares. El amor no es patrimonio exclusivo del noviazgo o el matrimonio, todo lo contrario en ellos encuentra el nido donde se manifiesta y adquiere su máxima expresión. Hacer sordo un amor ciego es dejarlo guiar por los afectos. No se aisla de los otros pero establece sus criterios de supervivencia sin que las interpretaciones, las criticas malsanas, las informaciones indebidas le perturben. A esa sordera nos referimos, la que selectivamente oye lo que construye.

Un amor racional, es matemático, calculador, desconfiado. Obra por intereses propios y al final se descubre que en vez de buscar al otro el individuo se busca a sí mismo, es a él o a ella a quien quiere encontrar, es la búsqueda del yo en el otro y eso no tiene valor porque es egoísta y el amor no es egoísta.

Ahora la pregunta es si debe ser mudo también y ello es contrario a lo dicho antes de que debe ser dialogante, comunicativo. Es otro tipo de mudez, es la comunicación abierta que se hace muda ante lo innecesario, que no hace grande y tormentoso lo que puede ser pequeño y pasajero.

Unir el mundo de los sentimientos a la sensibilidad de la piel construye relaciones afectivas de cercanía, de extensión, de proximidad. A esto hemos llamado un amor que sea ciego, sordo y mudo, No para acallar diferencias o evitar situaciones difíciles, todo lo contrario su base tiene que ser el dialogo, la comunicación, la observación, la sensatez, pero desde una ceguera selectiva, una sordera intencionada y una mudez premeditada que permita discernir lo bueno de lo malo
para decidir a favor de lo correcto.

En tiempos nuevos como el que vivimos deben haber formas nuevas de amarse. Un mundo tecnológico, de amores por internet, de comunicaciones virtuales aumenta la cercanía, multiplica la comunicación, desarrolla la posibilidad de verse a través de las cámaras de las computadoras o los celulares, sin embargo no permiten unir las manos, dar el abrazo ni prestar el hombro para que alguien apoye su cabeza.

Esa es la oferta de la nueva racionalidad del amor moderno pero es su tumba porque si bien lo hace más fácil lo hace menos real, menos humano.  A estas situaciones que son buenas, que no nos oponemos, que es la moderno hay que proponerle enmiendas que solo las puede aportar el sentimiento, la comunicación y la expresión de los afectos.

Cada época tiene que poner sus reglas, sus tecnologías, sus modas, sus lenguajes y sus generaciones. Todas podrán dar un sello distintivo de lo que se aspira y de lo que se consigue, pero  lo que permanecerá como constante es que el amor necesita de piel y comunicación y aderezarlos con los ingredientes ya señalados.

Sin dudas para que el amor moderno sea verdadero, debe hacerse el ciego, el sordo, el mudo y yo le agrego ….un poco el loco. Hay personas que lo logran muy bien

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario EL AMOR ES CIEGO SORDO Y MUDO

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre