Avisar de contenido inadecuado

Las creencias religiosas en el mundo de la Bioética

{
}

 

viernes, 06 de marzo del 2009 a las 23:04

guardado en Bioetica

El recorrido por la historia de la humanidad siempre nos ha mostrado la necesidad de los seres humanos por darse una  explicación de lo que no comprenden de primera intención y las creencias y las religiones han servido en mucho para satisfacerlos. 

La creencia religiosa pone en comunicación al ser humano con la trascendencia que en algunos momentos han sido dioses (politeísmo) y Dios (monoteísmo).

Todo lo que era inexplicable buscó entendimiento por vía religiosa, por eso hubo dios del fuego, del trueno, del rayo, del amor, de la medicina, de todo.

 El propio Juramento Hipocrático inicia jurando "ante" o sea poniendo como testigo a los dioses dedicados a la salud : "Apolo médico,Asclepio, Higya y Panacea", era una especie de departamento médico del Olimpo.

 Estas creencias humanas se expresan y se celebran en comunidad y se  convierten en religión, intentan dar razón de lo que ven y de lo que no ven a través de lo que creen, cosa que también ha hecho la ciencia, llegando por momentos a competir y a preguntarse sobre su puntos de convergencia o disidencia.

 Steven Wenblig , premio nobel de física en EEUU 1979 planteo que "las creencias se han debilitado en occidente gracias al avance científico que ha golpeado algunas de las bases de la religiosidad "(1).

 La Universidad de Harvard ha incursionado en investigaciones que ha denominado de "sanación espiritual" buscando  relacion de la siconeuroendocrinoinmunología con los cambios operados en sujetos enfermos que cifran su mejoría en sus creencias religiosas.

 Diferentes estudios hoy se han vuelto al estudio de la glándula pineal como el órgano de las  visiones, dando explicaciones a visiones y contactos con familiares, santos  y amigos muertos  que asumen muchos moribundos durante ese proceso.

 Muchos son los testimonios de apariciones sanadoras o sesiones religiosas de sanación que cumplen su objetivo a nombre de estas convicciones de carácter religiosos.

 

Disponible en:

___________________

1.http://www.tendencias21.net/Las-creencias-religiosas-se-debilitan-por-el-avance-cientifico_a2606.html

 

Es evidente que en este texto solo podremos afirmar la existencia del debate y las pruebas aportadas en ambos sentidos para posicionarse y ello logra las constancias desde la concepción de que la fe opera como un don gratuito al que no podemos imponer por decreto.

 Las creencias lógicamente responden a esa fe pero también y de manera especial a la cosmovisión de su depositario, a su formación, contexto, historia personal , entre otras.

 En el mundo de la Bioética este es un tema de suma importancia, porque a los problemas inciertos del mundo de la clínica y la moral llegan seres humanos enfermos con ese equipaje antes mencionado. De ello depende su actitud ante la enfermedad y ante la muerte.

 Hace unas semanas una paciente con una enfermedad grave descubrió en el baño del hospital una imagen de Cristo crucificado en la superficie de un recipiente metálico. Aquello causó furor e hizo que les visitaran enfermos, médicos, enfermeras. Pocos vieron lo mismo que la afectada, uno vieron una mancha que produjo el agua, otros no vieron nada y otros se sumaron al efecto religioso.

En el escenario que nos movemos referidos a la importancia de los contextos en el mundo de la bioética es más que claro que conocer lo que la gente piensa y en lo que la gente cree o no cree es muy importante para su sanación. Más aun el debate sobre pasa el escenario de lo personal y ha encontrado un punto de discusión en el terreno intelectual para determinar qué papel deben jugar los creyentes más que las creencias.

Este debate a llegado lejos. Javier  Sádaba, filósofo español entra al escenario polarizando entre  razón (ciencia) y creencia-fe (religión), asumiendo que la segunda se opone a la primera. Para este autor las creencias, la fe, la religión como él les llama, en síntesis son propiedad del espacio privado de los individuos pero que insisten en inmiscuirse en lo público (estados religiosos).

Como vemos es una afirmación muy categórica y excluyente que reduce la existencia y la posibilidad de existir de este mundo religioso desde lo privado ya que a su entender "su influencia pervierte y deforma el orden social". La religión, para él, es un hecho irracional que al entrar en confrontación con la ciencia no hace más que disminuirse, ya que entiende que la ciencia da cada vez más respuesta a lo que la fe presuponía como propio de su campo por ser desconocido.

 En este debate que ya lleva ratos discutiéndose se inscribe la bioética preguntando si ella está  llamada a ser secular o religiosa, relacionando a su vez el planteo anterior entre ciencia y religión.

Sádaba ve la religión como una actividad de prácticas y creencias sobre lo divino, pero su mayor conflicto es cuando se entre cruzan con la ciencia e intentan responder a los mismos hechos, como en el caso de la creación y la evolución, a su decir, y las considera como intromisiones en el campo de la ciencia y de la razón. Por eso considera al creyente como un menor de edad que ante las incertidumbres busca argumentaciones irracional.

Estas razones radicales crea un nuevo campo de conflicto en la Bioética a nuestro entender, pues aleja a la teología de las fuentes de fundamentaciones en una disciplina que se nutre de las argumentaciones de otros litorales incluyéndola.

 Llegan  también con un postura secular pero de completa apertura, Habermas y Rawls mostrando un gran respeto por el hecho religioso y fundamentando la importancia del diálogo entre la ciencia, la ética y la religión. Los presupuestos para el diálogo residen, según su entender,  en reconocer que existen otras denominaciones de carácter religioso, reconocer la autoridad de la ciencia y la existencia de los Estados basados en una moral profana.

Ambos postularan por un dialogo intelegible y fecundo entre las partes que inicie en el reconocimiento respetuoso del hecho religioso para que pueda haber dialogo, sino seria imposible según su parecer.

Claro que condicionan a que no impongan sus verdades , que comprendan la pluralidad y la multiplicidad de propuestas religiosas existentes y avenirse tanto con la ciencia como con un estado profano por definición.

Estos requisitos sitúan a los actores en condiciones de reconocimiento de sus identidades y de respeto mutuo  para poder conversar. Claro que también presuponen  como valiosos los aportes de las visiones religiosas, siempre y cuando no se tornen en propuestas absolutas. Rawls de manera especial habla del "consenso entrecruzado" que debe surgir de la creación de esos espacios para el diálogo en busca de crear los mínimos que logren propuestas políticas que sean válidas para todos (mínimos) y religiosas para sus seguidores (máximos).

A diferencia de las radicales posiciones de Sádaba, Rawls plantea que estas creencias tienen que ser expresadas y defendidas en lo público ya que considera que en el sustrato religioso existe una "energía moral" que debe ser aprovechada.

En el Cristianismo ellos descubren valores como la igualdad y dignidad en el entendido de que el ser humano es “creado a imagen y semejanza de dios” y ello genera condiciones  que valorizan al ser humano, lo elevan y permite una propuesta razonable fundamentada en valores que asume el dialogo como instrumento.

 Es un rico debate sobre la racionalidad de las propuestas científicas y éticas versus las religiosas, que llevadas al terreno de la Bioética nos dirán de lo complejo que significaría pasar a discutir temas como el aborto, la eutanasia, el suicidio asistido, desde una única perspectiva impuesta, ya sea la llamada racional de una ética propuesta o la visión religiosa y en especial de cada una de las denominaciones religiosas.

 El caso de los testigos de Jehová es una muestra de cómo creencias religiosas sitúan a la clínica en  un grave conflicto de carácter moral y legal. Sus interpretaciones de  determinados textos bíblicos les dan fundamento para entender que su alma se pierde de la vida eterna si entra sangre en su sistema sanguíneo. Esta es una racionalización que solo ocurre en esta denominación religiosa. Imaginemos por un momento un Estado religioso con esta fundamentación.

En  virtud de sus creencias, máximos, ellos asumen de manera autónoma su concepto del bien, que es religioso, sin imponerlo a todos y dialogando con todos. Exigiendo respeto a sus máximos sin aspirar a que sean mínimos exigibles pro vía  coactiva porque de hacerlo seria opresión. La forma de gestionar la diversidad tiene que ser partiendo del respeto a la misma.

En la Universidad de Toronto han publicado una investigación hecha por el profesor Michael Inzlicht entre creyente y no creyentes, una prueba de control congnoscitivo y demuestran que los primeros bloquean  la ansiedad  y reducen al mínimo las tensiones, pueden ser  creyentes practicantes o basta solo con tener la creencia en Dios, "Encontramos que la gente religiosa o aún la gente que creen simplemente en la existencia de la demostración de dios, tienen perceptiblemente menos actividad de cerebro en lo referente a sus propios errores." ( 2)

Esto significa que el impacto de las creencias de un individuo no solo le llevan a actuar de una manera determinada sino a modificar dichas actuaciones a nivel cerebral  para que actúen de esa manera.

No nos oponemos a sus creencias, nos cuestionamos solo si esta fuera la opción impuesta para todos, pero lo mismo podría decir de otras que se impusieran como criterio absoluto de verdad. Adquieren mayor valor a mi entender los postulados de Rawls y Habermas abriendo el diálogo confesional con la ética secular para, respetando el mundo axiológico, complacer lo que es posible.

 2. Disponible en: http://www.appliedlanguage.com/web_translation.shtml

La realidad de la práctica clínica es que los pacientes religiosos o ateos no conocen de Habermas, de Rawls ni de Sádaba, conocen de sus síntomas, de sus dolencias y de sus creencias. A partir de ahí interpretan y se afilian o no a las distintas denominaciones religiosas, a partir de ahí establecen una relación fiduciaria con su Dios al que piden y responde, del que solicitan e interpretan como milagros las respuestas orgánicas deseadas.

 Lo importante en la  clínica es entender a ese ser humano de a pies que tiene como carta de presentación un cuadro clínico inserto en un mundo de valores que son sus creencias. Los aportes de los teóricos nos dan para contextualizar los temas referentes al respeto de los valores individuales, que pueden no coincidir con los del personal de salud que les está atendiendo.

 El  clínico y su equipo no están exentos del mundo de valores y creencias a pesar de estar representando el lado científico de este polo. Pudiera ser el médico el que es Testigo de Jehová y tampoco podrá imponer sus creencias, lo más que podrá hacer es no participar de una transfusión por objeción de conciencia pero no imponer que no se le ponga la sangre  al paciente que así lo requiere.

 Existe una semiología de los valores, que nos aconseja a respetar las creencias de los demás.

 Aquí se aplicaría lo propuesto por Rawls: Promover todas las visiones pero solo aplicarlas en sus adeptos.  De ahí que los Testigos de Jehová han llegado a tener sus hospitales, su canasta terapéutica, sus médicos y personal de salud y sus programas quirúrgicos como los denominados "cirugía sin sangre"

 Otra aplicación de Rawls es crear espacios comunes donde no se enfrenten las posiciones dogmáticas o de creencias y es evidente que ello no es propicio en el terreno de la consulta o de la emergencia médica.

 Saber que esa visión coincide o no con las mías me recuerda a Habermas cuando pide que reconozcamos la existencia de más denominaciones y entender que no aceptaría que esa que estoy tratando se universalice,  me ayuda a entender que tampoco puedo imponer la mía.

 Ambos nos introducen a las éticas dialógicas aceptando la racionalidad de las posturas religiosas y su diferencias sobre sus visiones comprehensivas del bien, aceptando su existencia e impidiendo la tentación de querer imponerla como norma . Lo mismo vale para las posiciones laicas, pues caerían en el mismo error que critican.

 No apoyará las propuestas de Sádaba en el sentido de relegar las argumentaciones religiosas a sus ámbitos privados sino que sugeriría más bien el ejercicio dialogante basado en el reconocimiento y el respeto a las  distintas argumentaciones.

 Las creencias religiosas y el mundo de la clínica.

Como hemos visto esta es una realidad de doble vía, las creencias pueden estar en el mundo de los pacientes, en el del personal de salud o en ambos a la vez, pueden ser creencias antagónicas o encuentros entre incrédulos. Todas las ecuaciones son posibles de escribir y son las que a diario se presentan en la realidad médico-paciente.

 Las universidades insistieron en su afán cientificista de querer abstraer el dato clínico del mundo de los valores y evidentemente esto no fue posible y hemos tenido que al reconocerlo, estudiarlo.

 Los Testigos no quieren sangre, las católicas quieren métodos naturales de planificación y no los artificiales, muchos creyentes hacen oposición  a la idea de donación de órganos pensando en la resurrección de la carne y la lista sería interminable y al final resume comportamientos  en función de creencias.

 Ello implica la importancia de educar en el sentido bioético que permita vincular la relación existente entre hechos, actitudes y valores.  Conocer como el mundo axiológico de cada persona es capaz de expresar su posición frente a la vida, la enfermedad y la muerte.

 El Sida fue sancionado como castigo del sexo inadecuado y eso no ocurrió en la antigüedad sino hace dos década y aun persiste en algunos sectores, Una visión que nos recuerda las consecuencias del Juramento Hipocrático cuando pide que "de lo contrario se nos tome en cuenta" para referirse al no haber hecho un buen cumplimiento de lo que entiende que era su deber.

 Aquí reside parte de la importancia de los comités de Bioética con su equipo multidisciplinario, con su representante religioso, nos induce a la pluralidad, a la tolerancia, al respeto a la diversidad y a la búsqueda del diálogo a partir de la argumentación.

 Nos propone los modelos deliberativos para ensancharnos los márgenes del dilematismo decisionista, nos abre al mundo de la comunicación dialógica.

 Al debate de si la Bioética debe ser confesional o laica me acojo a lo que viví en una conferencia en República Dominicana de uno de los grandes de la Bioética, el Padre Javier Gafo (Fallecido)  a quien se le hizo esa misma pregunta y respondió: La Bioética es secular........el cura soy yo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Bibliografía consultada:

 

 

 

{
}
{
}

Comentarios Las creencias religiosas en el mundo de la Bioética

[...]/Religi%C3%B3n">http://es.wikipedia.org/wiki/Religión http://eticabioetica.obolog.com/creencias-religiosas-mundo-bioetica-214823 http://filosofiasigloxix.suite101.net/article.cfm/lasdiferentesconcepcionesdedios h[...]

POR QUE NO EVOLUCIONA LA RAZA HUMANA
POR TRES PECADOS TERRENALES
-Una piedra llamada diamante.
-Un metal llamado oro.
-Un papel llamado dinero.
Las palabras Diamante, Oro, y Dinero = Falsedad, Envidia, Codicia, Egoísmo, Fantasía, Hipocresía, Creencias, Poder y Guerras.
Aquí esta mi conocimiento para vuestra inteligencia
-Nacemos con el cerebro en blanco
-Funciona con las primeras sensaciones de la mano
 
La inteligencia del ser en su mano está
Mano= inteligencia divina, automática, autónoma,
Intuitiva y creativa.
-Con un cuerpo cuidado a la perfección, 
Automáticamente e intuitivamente, etc.
-Cada movimiento de mano es pura
Matemática e inteligencia.
-Con tu pensamiento puedes coger lo que quieras, cuanto quieras, y el tiempo que quieras, pero acuérdate de cerrarla.
Eso es inteligencia.
Cuando no piensas funciona sola.
-Nacemos con manos inteligentes y un cuerpo perfecto, nosotros lo hacemos deteriorar por falta de conocimientos hacia nosotros mismos.
-Humanos adora tus manos, son todos tus sentidos, tu pasado, tu presente y tu destino
Ten presente que:
El humilde es sabio, y en inteligencia es superior al que no es humilde.
Crea la dulzura en ti, y alcanzaras maravillas en el universo.
COMO DESARROLLAR LA MÁXIMA INTELIGENCIA EN EL MÍNIMO TIEMPO
MOTO SCOOTER CONDUCCION INTELIGENTE
Necesario:
-Las tres primeras paradas hacer lo máximo para frenar lo mínimo y suave posible.
-Ya estas en tu moto, tu eres el profesor y tu eres el alumno.
-En la sensibilidad de tu mano esta tú inteligencia.
-Conseguirás tus máximos conocimientos en el mínimo tiempo.
Hace 40 años la mano del hombre invento el vehiculo de su futuro, la primera scooter.
Hoy la tenéis en vuestra mano, y lo mejor vuestra inteligencia.
La Perfección existe, no lo dudéis.
Que la Paz, el Amor y la Caridad, Reine un vuestro destino.
ENFERMEDADES MENTALES
LOS MEDICAMENTOS SUS EFECTOS Y CONSECUENCIAS
Cada pastilla tomada es una orden al cerebro.
PENSAMIENTO INCOHERENTE
Me tomo esta pastilla para no tener mi enfermedad mental.
Consecuencias:
Si dejas el medicamento automáticamente te viene tu enfermedad mental.
Es la orden que tiene tu cerebro.
PENSAMIENTO INTELIGENTE
Me tomo esta pastilla porque me ayuda a relajarme y trabaja mejor mi inteligencia.
Máxima relajación igual a Máxima inteligencia.
Cuando se le rebaja o elimina el medicamento ese cerebro no vuelve a tener esa. Enfermedad mental.
El cerebro funciona con las sensaciones de la mano.
Y la mano con tu pensamiento.
Atentamente
Joaquín 53 años
Joaquin Gorreta Joaquin Gorreta 08/07/2011 a las 05:04
Samir Hiweg
Hola, mi gran profesor. No sé cómo darle las gracias por su comentario sobre mí. Saludos de mi parte para todo el grupo. Mi amiga María, no te sorprendas si te digo que la poligamia es para honrar a la mujer y no es para despreciarla en absoluto. En Emagister hay un debate que trata sobre muchos puntos al respecto.
Creo que la historia de las religiones tiene sus comienzos desde Egipto. Para mí el título debe ser la historia de la religión. Aquí os dejo un ensayito sobre ello.

En Egipto se genera gran parte de los mitos recogidos posteriormente por los pueblos cercanos y por hebreos y cristianos en la Biblia, y más tarde esos mitos fueron elaborados en el Corán. La cultura egipcia es la primera que trata de sintetizar la creación del mundo.
Egipto es la cuna indiscutible del monoteísmo; desde Egipto, esta proposición sale hacia el noreste con los hebreos que vivían y trabajaban para los faraones; los cristianos la retoman y el Corán la elabora con nuevos datos, conservando en gran parte el núcleo de los relatos bíblicos y añadiendo muchos elementos cristianos posteriores en su singular recopilación del relato de los libros santos.

También aquí, con Set y Osiris, está el origen del mito de Caín y Abel. Más importante todavía, la vida eterna después de la muerte, es otra de las grandes ideas, tal vez la fundamental, sobre las que gira el espíritu religioso egipcio.
En la famosa obra francesa literaria El Principito, el niño protagonista ve a su dibujo como si fuera una serpiente, una boa tragándose a un elefante, aunque los demás ven el dibujo como un sombrero. Eso es lo mismo que pasa con nosotros cuando miramos las viñetas, repletas de símbolos, y las imágenes de la cultura egipcia, dando la impresión de que los antiguos egipcios eran politeístas.
La mala traducción del término «neterú» como dioses, ha dado origen a un gran equívoco en lo que a la religión de los primeros egipcios se refiere. El pueblo egipcio, que estaba fijándose en el cielo para calcular la medida o la fecha de las inundaciones del Nilo, era monoteísta o, por lo menos, debería acabar por serlo. Además de las tres teorías de la creación del Universo buscaban una respuesta concreta de qué o quién es el Dios creador del Universo.
El que ha leído sobre el planteamiento judío, cristiano o islámico en torno a la creación del Universo, sabrá en seguida que las tres teorías egipcias son sólo escenas distintas del mismo proceso de la creación. El rey gobernaba en nombre de una de estas escenas, teniéndose en cuenta las necesidades, las circunstancias y las características de la época, y según ellas se eligió uno de los primeros seres del cosmos que personificaba a la vez el objetivo más deseado por el pueblo egipcio y un atributo divino de Dios: AL LAH.
Por eso, el pueblo mantenía con cuidado incesante aquel ser convirtiéndolo en el emblema del país y el ejemplo a seguir respecto a su destacada cualidad, que simbolizaba algún valor negativo o positivo, que había estado en falta en aquel entonces, como la audacia, la sabiduría, la bondad, la maldad en contra de los pueblos invasores u otra cualquiera de entre muchas cualidades.
Cada uno de los primeros seres, la tierra, el cielo, la luna, el sol, el Nilo, la flor de loto, la cobra, la vaca, el halcón, los primeros hombres, y cada uno de aquéllos a los que se les rendía homenaje en el antiguo Egipto, tenía su característica más acusada o importante; así sigue siendo una muestra, un símbolo o atributo de la voluntad del Dios creador.
Estos atributos o muestras neterú, palabra mal traducida como dioses, deben ser respetados y venerados por todo el pueblo egipcio, porque son muestras de la voluntad del Dios creador y caracteres con las que se escriben las plegarias elevadas a AL LAH. La unidad política habría sido imposible si Egipto hubiese tenido centenares de dioses.
Yo digo representaciones de atributos divinos, muestras de la facultad creadora o seres creados materialmente antes del hombre en vez de decir dioses. Todos nosotros hemos sido creados de una vez por AL LAH en su sabiduría.
Dado que Dios es irrepresentable en su totalidad, cada uno de sus atributos tiene asignado un mnemotécnico néter que es frecuentemente malinterpretado como un dios distinto, de ahí el supuesto politeísmo.
Las representaciones de atributos divinos son los propios dioses con sus diferentes nombres, cada uno representando uno de los múltiples atributos del único Dios. Por ejemplo: Dios es fuerte. Expresan este significado con la figura de un toro, pero eligen un toro más fuerte y más bonito que los demás toros. Otro ejemplo: Dios es clemente, la figura de Osiris, que era un hombre muy bondadoso, un santo. Esto tiene su origen antes del invento de la escritura. Dos ejemplos más: Dios es el rey y el dueño de la tierra y del cielo. El representante de este atributo divino es el halcón; Dios es el vencedor, el representante de este atributo divino es Amón, hombre guerrero muy famoso en el campo de la batalla, reuniendo los atributos divinos, fortaleza en la figura del toro y clemencia en la figura de Osiris. De cada atributo divino del Único Dios verdadero existen diferentes signos, señales, muestras o manifestaciones, repartidos entre dioses, siendo éstos simples representantes de dichos atributos divinos.
Las representaciones de atributos divinos son figuras sagradas, más bien, son nombres y atributos de DIOS. Por ejemplo: cosa que simboliza o representa otra. En España, la figura de la paz es una paloma blanca con una ramita de olivo en el pico. El halcón es la figura del nombre de DIOS; EL REY DE LOS REYES Y EL DUEÑO DE LA TIERRA Y DEL CIELO. TODAS LAS FIGURAS SAGRADAS PERTENECEN A UN ÚNICO DIOS Y CADA FIGURA REPRESENTA UN NOMBRE O UN ATRIBUTO DE DIOS. CUANDO LEES SOBRE EGIPTO SÓLO CAMBIAS LA PALABRA dios o dioses por figura sagrada, figuras sagradas, representación de un atributo divino o representaciones de atributos divinos. Cuando preguntamos quién es Dios, en realidad estamos preguntando qué es Dios. El simple nombre o apelativo no nos dice nada. Solo podemos definir a Dios mediante Sus múltiples atributos, cualidades, poderes, acciones. Conocer a Dios significa conocer las numerosas cualidades de Dios. Mientras más conozcamos estas cualidades llamadas neterú, más nos estaremos acercando a su origen divino.
Y lejos de ser una forma politeísta y primitiva, esta constituye, por el contrario, la expresión más elevada de misticismo monoteísta.
Dónde los antiguos egipcios adoraban a los dioses si eran politeístas. Debemos recordar que los templos son las moradas de las representaciones divinas. No son lugares de culto como los entendemos en nuestra cultura moderna, sino que eran los lugares en donde residía una representación de un atributo divino. Las celebraciones religiosas para ese atributo se celebraban cada año en torno al templo, algo parecido a nuestras festividades para los santos. Debemos recordar también que el pueblo no tenía permiso a entrar en el templo. Sólo los sacerdotes pueden entrar allí. 

Rafael Díaz
Ja, ja, tus célebres Neterú o atributos divinos de un solo Dios que hacen que en Egipto aparecieran diferentes figuras de dioses, que nos hace ver un politeísmo que, según tú, no existía ¿es así? Me costó entenderlo; pero lo entendí...
María Teresa Pérez Álvarez
Me encanta lo que cuentas, Samir, lo de que las mujeres se verían beneficiadas con la poligamia ya me lo imaginé hace tiempo, pero esa ventaja era necesaria porque el hombre acaparaba el poder económico y una mujer que no estuviese bajo su a...mparo lo pasaría muy mal. Por eso para los musulmanes de Cataluña el que la mujer se incorpore al puesto de trabajo es un serio peligro y su imán anima a sus mujeres con tendencias peligrosas al maltrato, por el bien de todos. Comprendo las palabras de Jesús: A causa de la dureza de vuestros corazones....(se permitieron ciertas cosas)...pero desde el principio esto no fue así. Me gusta también lo que cuentas sobre los dioses que no son tal, los neterú. Me recuerda lo de tres personas distintas y un solo dios verdadero. También en el evangelio se dice «Puesto en pie Pablo en medio del Areópago, dijo: " Atenienses, veo que sois sobremanera religiosos; porque al pasar y contemplar los objetos de vuestro culto he hallado un altar en el cual está escrito: " Al dios desconocido". Pues ese que sin conocerle veneráis es el que yo os anuncio. El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que hay en él, ése, siendo Señor del cielo y de la tierra no habita en templos hechos por mano del hombre, ni por manos humanas es servicio, como si necesitase de algo, siendo El mismo quien da a todos la vida, el aliento y todas las cosas. Él hizo de uno todo el linaje humano para poblar todo el haz de la tierra. Él fijó las estaciones y los confines de las tierras por ellos habitables, para que busquen a Dios y siquiera a tientas le hallen, que no está lejos de cada uno de nosotros, porque en Él vivimos y nos movemos y existimos, como algunos de vuestros poetas han dicho: Porque somos linaje suyo. Siendo, pues, linaje de Dios, no debemos pensar que la divinidad es semejante al oro, o a la plata, o a la piedra, obra del arte y del pensamiento humano. Dios, disimulando los tiempos de la ignorancia, intima en todas partes a los hombres que todos se arrepientan, por cuanto tiene fijado el día en que juzgará la tierra habitada con justicia por medio de un Hombre, a quien ha destinado, acreditándole ante todos por su resurrección de entre los muertos.
SAMIR HIWEG SAMIR HIWEG 04/04/2012 a las 01:34

Deja tu comentario Las creencias religiosas en el mundo de la Bioética

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre