Avisar de contenido inadecuado

¿Estamos juntos por amor, por presión o por rutina?

{
}

 

Dr. Miguel  Suazo.

 Cuando se tiene necesidad de preguntar sobre las razones que justifican una unión hay males de fondo generalmente. Esto porque quienes están juntos por amor se dedican a vivirlo, a engrandecerlo o a disfrutarlo y si se descubren haciéndose la pregunta sobre la causas que los une amerita una revisión.

Es cierto que muchas parejas entran en relación, sobre todo en la adolescencia y en la primera juventud, aunque puede suceder a cualquier edad, debido a que hay presión de grupo. Alguien que no tiene pareja en un grupo donde el resto esta emparejado puede ser una causa, alguien que se siente que a su edad ya debía tener pareja o que los amigos y familiares lo reclaman

En estos casos no es una razón muy valida el que se busquen formas de hacer vida de pareja solo por c omplacer a terceros o a las presiones que estos imponen como forma de normalidad. Si no es el amor el denominador común es evidente que estamos ante una forma irregular de someter los sentimientos a las normas sociales o  a las presiones de otros.

Mas grave aun es cuando la respuesta a la pregunta son leye de la inercia, la rutina, la costumbre. Esto es asi, todos tienen parejas, no avanzamos ni retrocedemos sino que la ley del día a días se impone, acumula tiempos y cuando se pasa balance ya van muchos anos, ya es difícil volver atrás o ya hay familia creada y todo se hace mas  difícil.

Creo que la rutina es el mas complicado de todos. Pues no solo es por incercia sino porque muchas parejas no saben poner ropas nuevas a amores viejos y los convierten en una carga pesada que se excusa en un tiempo en los amores, luego los hijos o el trabajo pero que cuando tienen que verse la cara a solas, porque no están los hijos, porque no hay trabajo pendiente o simplemente porque es un día festivo o un domingo, descubren la realidad de que no han creado los nexos de pareja que se basan en los afectos, en el amor pero sobre todo en la construcción de espacios propios.

Preguntarse por cual de estas causas estoy en pareja puede convertirse en un dolor de cabeza que se piensa que lo curara el tiempo cuando en realidad lo que este hace es agravarlo.

La dinámica de la vida de pareja establece sus propios rieles por donde deslizarse solo si están fundamentados en el amor. El resto los puede hacer aparentes, joviales, hacer creer a los otros y a ellos mismos pero a la larga terminan desencadenando fracaso, ruptura  o inercia vital.

Ni presión ni rutina son razones validas para vivir acompañados . La vida de pareja se fundamenta en el amor, el resto llega por añadidura

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario ¿Estamos juntos por amor, por presión o por rutina?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre