Avisar de contenido inadecuado

A proposito del articulo 30

{
}

 El tema está en boga y existe un "diálogo" de sordos. Todo debe empezar por reconocer que las ideas se discuten pero no se imponen. Se delibera y luego se decide. Pero deliberar tiene un costo muy alto porque exige argumentar y esto significa en este caso dar razones científicas y morales para que, a los que hemos dado el voto para que nos representen, decidan lo más apegados a la verdad posible.

He dicho deliberar porque es uno de los  métodos más preciados de la bioética dado que las éticas decisionistas nos empujan a entender los hechos como dilemas (o a favor o en contra, dos únicas opciones) mientras que las deliberacionistas nos hacen ver los hechos como problemas y nos recuerdan que hay posibilidad de varios cursos de acción.

Aunque se intente tapar todos sabemos que el tema de la concepción, es decir de que óvulo y espermatozoide se unan genera biológicamente una vida, hay células y hay potencia, pero el debate se sitúa en discutir sobre qué tipo de vida se forma: para unos humana y para otros solamente celular.

 La clonación de la oveja Dolly nos enseñó que es posible fecundar sin necesidad de un espermatozoide, bastó un óvulo desnucleado y una célula somática. Hay cambios científicos que traen nuevos retos morales y exigen nuevas respuestas sociales.

En lo que la ciencia sienta sus bases de manera definitiva, aunque sea por un tiempo, estos son temas sin consenso, de incertidumbre moral decimos en Bioética. Cuándo comienza la vida humana es la incertidumbre y por ello en  el tema del aborto como tal no puede llegarse a una única posición.

El tema actual es más reducido, es solamente sobre el aborto terapéutico. Su despenalización no exime de responsabilidad a los actores principales en la toma de decisión, a la mujer de manera específica. No pone en manos de los médicos la decisión omnímoda de interrumpir todos los embarazos que el diga que son terapéuticos, abre más bien al diálogo de conciencias entre las partes en los casos en que se plantean las situaciones de riesgo de muerte de la madre y en las de malformaciones no compatibles con la vida. Es justamente la defensa de la vida lo que está en juego.

A mi entender no es momento de argumentar sobre interrupciones por situaciones especiales como la violación, el incesto u otra (aborto situacional), desde mi perspectiva tampoco es momento de debatir la validez de la acción desde el derecho a la propiedad del cuerpo, sin negar la validez de ambas, afirmo que no es el momento para no seguir confundiendo más  el tema central.

Lo que hay que discutir es la perspectiva científica que tiene el interrumpir determinados embarazos para preservar la vida de la madre que peligra.

La ciencia tiene su palabra dicha y comprometida en cada caso en particular, el debate está en el campo de la ética y la moral, de la Bioética, pero estos sectores no han sido consultados.

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario A proposito del articulo 30

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre