Avisar de contenido inadecuado

LAS TECNOLOGIAS REPRODUCTIVAS Y LOS DERECHOS DE LA MUJER

{
}

PONENCIA. CONGRESO UNESCO LIMA 2014:


Vincular derechos de las mujeres con las tecnologías reproductivas nos conducen sin dudas a revisar los conclaves que ratificaron con calidad de “derechos reproductivos” aquellos que inicialmente pasan por el reconocimiento de la propiedad del cuerpo por parte de las mujeres y que protegen de manera especial su autonomía y su libertad.
Al aplicarla al campo reproductivo se colocan los ejes de la libertad a decidir si tener o no hijos, en caso positivo cuando, periodicidad, numero, con quien entre otros, o sea la capacidad para decidir sobre su vida reproductiva que sin lugar a dudas involucra una pareja que también tiene cosas por decir, convirtiéndolos en diálogos de pareja.
Lo que no parece haberse previsto en esos ámbitos son los relacionados con la introducción de las tecnologías reproductivas y las consecuencias morales de los postulados que las sustentan o de las interpretaciones éticas que las validan.
Desde la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo del Cairo en 1994 el tema central fueron los derechos reproductivos ponderados en un ejercicio contextualizados por la no discriminación, violencia o coacción pero referido al derecho a reproducirse o hacer un uso autónomo de su sexualidad
Algunos de estos mandatos se proclaman como derechos a la vida, la procreación, la salud reproductiva, al conocimiento del cuerpo y los procesos reproductivos, la planificación familiar, a decidir sobre el curso de un embarazo según las leyes locales o a la anticoncepción para evitar los embarazos, reivindicaciones laborales durante el embarazo y parto.
El tema que nos ocupa vincula derechos y uso de las tecnologías reproductivas, temas no tan claros en el mundo de los derechos humanos, quizás porque su desarrollo mayor ha sido posterior y dinámico, por lo que abordaremos algunos aspectos cruciales que evidenciamos desde nuestras perspectivas

Tecnologías Reproductivas
Se refieren a las intervenciones de orden biomédico en el cuerpo de las personas que son diagnosticadas con alguna alteración para que se produzca la fertilización o para que se mantenga la viabilidad ,Generalmente están vinculados a infertilidad y como respuesta las ciencias han acumulado un amplio arsenal de técnicas y procesos de reproducción asistida, Fertilización in Vitro, hiper estimulación ovárica., inyecciones intra citoplasmáticas de espermatozoides, inseminación artificial y contrario a la idea que puedo generar falsamente de que abordare estas técnicas, de las cuales soy un profano, pasare revista al componente moral que les subyace al reconocimiento de los derechos femeninos adquiridos.

Los retos éticos a los derechos reproductivos adquiridos
Si bien es cierto que el desarrollo de las tecnologías ha abierto un interesante campo a los problemas de índole reproductiva no es menos cierto que lo hemos medicalizado de forma tal que esto genera conflictos en el orden moral como son:
• A mayor desarrollo de las tecnologías reproductivas crece más el poder del médico frente al mundo de elecciones que tiene la mujer en la toma de decisiones. Si acude a ellas es porque hay problemas reproductivos y acude a buscar resultados no soluciones.
• Las tecnologías no necesariamente aborda la causa de los problemas sino los resultados deseados que es un embarazo, pero que a su vez se enfrenta al mundo de los valores de la mujer, de la pareja y de la sociedad: temas como el manejo de embriones, descarte de embriones, inicio de la vida humana
• Abren un nuevo debate sobre la aplicabilidad de estas tecnologías y sus usuarias preguntando si solo son alternativas reproductivas ante la imposibilidad física de embarazarse o estamos frente a un instrumental para personas deseosas de engendrar y cuestionar:
a. Es exclusiva la aplicación según la definición que tanto OMS como la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva las coloca para superar “infertilidad” “ a lo largo de un ano de relaciones heterosexuales” “ no protegidas”
• Surgen otras preguntas:
• Solo infértiles? Solo parejas? Solo parejas heterosexuales? Solo correspondencia con la formación de una familia como lo define la sociedad?
• Qué pasaría con interesados que no cumplen esos requisitos como:
• Célibes, mujeres menopáusicas, parejas de mujeres homosexuales, hombres solteros y homosexuales
• Todo esto cuestiona la calidad de los llamados derechos si son excluyentes ya que de no abrir campos a estos nuevas preguntas se pueden seguir considerando derechos de la mujer frente a estas tecnologías y frente a los llamados derechos reproductivos?
• Hay un enfrentamiento de distintas fundamentaciones morales que apoyaran o se opondrán y la media será la exigencia del RESPETO pero abren cuestionamientos a la posibilidad de su universalización porque ello generalmente responde a imposiciones del poder.

Las técnicas propiamente aplicadas abren preguntas éticas:
• En la FIV implantación de embriones y descarte de embriones: cuando comienza la vida humana, cuando ya en distintas constituciones se enuncia que la misma ocurre en el momento mismo de la concepción
• Se convierten máximos en mínimos con la universalización
• Se cuestiona el fin último de determinadas técnicas como el diagnostico prenatal. Que haremos con ellos, salvo el costo moral, emocional y económico en países en que las legislaciones no admiten ni el aborto terapéutico.
• Hasta donde son verdaderamente dueñas de su cuerpo las mujeres y no producto de la intervención medicalizada del conocimiento
• Se conciben embriones fuera de ese cuerpo y ahora hay experimentos para desarrollarlos fuera del cuerpo en úteros artificiales, tenemos los vientres de alquiler gracias a las NTR. Bastara solo con poder pagarlas?
• Sin dudas el mayor crecimiento de las NTR son económicas para las empresas dedicadas al ramo y su uso por razones de costo para las mujeres o parejas de alto poder adquisitivo, trayendo como un nuevo producto el “turismo reproductivo”
• Se plantea la moralidad de la legalidad ya que se puede pasar de un país a otros con esos fines. Siendo condenada en una y legal en otra.
• Se convierten zonas francas de salud reproductiva en países que ofertan mejores precios que en otros
• Control natal, experimentación como el nortplant, imponen un modelo de familia sin consentimiento informado
Que debemos hacer? Bloquear el desarrollo de las NTR?
• No el debate es el mismo sobre el sentido y dirección de la ciencia y la tecnología
• Revisar el fundamentalismo de muchos de los llamados derechos adquiridos por que se petrifican y se comercializan
• Pactar con los mínimos decentes que definan la vida y respeten la libertad de conciencia siempre que no dañe de manera premeditada a terceros

{
}
{
}

Deja tu comentario LAS TECNOLOGIAS REPRODUCTIVAS Y LOS DERECHOS DE LA MUJER

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre