Avisar de contenido inadecuado

Violencia, modernizacion del estado y etica

{
}

             VIOLENCIA, MODERNIZACION DEL ESTADO Y ETICA

 

  • Introducción

  Hablar de modernización y violencia supone un cierto antagonismo por definición. Modernizar significa "actualizar", reordenar, hacer que algo pase de lo atrasado a lo actual, hacerlo moderno, mientras que la violencia implica desorden, irrupción por vías de acción, más aun, aunque no esté en su definición podemos decir que el atraso, lo no moderno conviene a muchos que viven y sacan provecho de la falta de orden.

 La violencia se define y se expresa. Su expresión la hemos tenido en nuestras calles como caricatura de subversión en los atracos, los asaltos, los robos y las mediaciones armadas en que ellos se verifican.  Ponen en el tapete el poco valor que dan a la vida quienes solo buscan las formas individuales de satisfacer sus necesidades, que pueden ser para comer o para cubrir sus vicios y adicciones.

Hay una violencia institucionalizada que es más preocupante que la antes descrita. Es la de la amplitud en la brecha social entre los pocos que  tienen todo y los muchos que tienen poco. Aquellos excluidos de las oportunidades, discriminados por razones sociales, sin acceso a los mínimos dignos de educación, salud, vivienda y sobre todo de justicia, porque la impunidad, la inequidad han sido norma y están pasando factura.

La conjunción de ambas realidades se manifiestan en la pobreza y sus implicaciones. Dejan sus huellas físicas pero desnudan a la vez una ausencia de moral, la prevalencia de modelos impúdicos donde todo vale, o se hacen cosas amparados en unas supuestas éticas individuales que no son más que un reduccionismo barato de la moral.

Es difícil pensar en modernizar el estado en situaciones de pobreza y sin tregua de parte de la violencia, la inseguridad ciudadana y la defensa de los derechos individuales. Si modernizar es solo tecnologizar estamos perdidos. Parece que hace falta una modernización moral del estado, rescatar la decencia perdida y planteárnoslo como reto.

  

  • Lo histórico

 La moral fue norma de las profesiones. A nadie se le ocurría pensar hacer 20 0 30 años que un médico podría ser demandado por mala práctica. Ni lo pensaría hacer la sociedad ni incumplir en el médico. Estos preceptos pasaron a las otras profesiones. Los profesionales no pagaban impuestos, tenían impunidad jurídica por tener una fundamentación moral.

 Los profesionales empezaron a ser demandados cuando faltaron a la confianza de sus pacientes, de sus clientes, de quienes buscaban su servicio. Parece que en el estado pasó lo mismo y ante la perversión de lo bueno se trastocó el principio de justicia, se engañó a los usuarios, al pueblo, se enriquecieron unos que intentaron buscar salidas a sus necesidades obviando el referente colectivo al que tenían que responder como buenos administradores de la "res - pública"

 La perversión de lo bueno nos despertó en situaciones de ilegalidad, con ausencia de normas, de leyes o incumplimiento de las existentes, con irrespeto por los valores cotidianos y las reglas de juego  de la convivencia. Así pasamos a desdibujar el sentido de las cosas y un semáforo en rojo no es más que un color. Hemos aprendido a  esperar un rato después del cambio del semáforo para que unos pocos vehículos sigan pasando aunque para ellos esté la orden de parar, hemos entendido a voz alta que las "comisiones" son normales sino sobrepasan el 10%, que el nepotismo solo se aplica si los familiares directos en una oficina son solo familia del director y se permite según el propio código de ética hasta dos por oficina. Hay críticas y espacio pagados porque sólo se puede beber alcohol hasta las 12 de la noche de los días de semana y hasta las 2 de la madrugada en el fin de semana, hay argumentaciones del daño que ello conlleva a la economía o de la ausencia de delito en el tomar.

 Hemos convivido con la ilegalidad, al decir del viejo tango "cambalache" "los inmorales nos han igualao".

  • La relación legal-moral

 La modernización tiene el doble reto, parece, de actualizar  e innovar pero sobre todo de moralizar, de adecentar el ejercicio de la administración pública pero también de la convivencia social privada. La pregunta religiosa de Dios a Caín "dónde está tu hermano? parece cada vez más clara como necesidad de la sociedad. La de oir la pregunta y la de afinar la respuesta.

Estamos en una plena situación de crisis de valores y de distensión de la moral social. Ya no es posible recuperarla por vía de la modernización pura, terminaríamos "buscándole la vuelta" a cómo pervertirla. El reto de modernizar el estado tiene necesariamente que incluir la remoralización del estado, sin hacer divisiones académicas de lo privado y lo publico.

 Somos bombardeados cada día por nuevas leyes y nuevas normas. Se acusa a los gobiernos de "coartar las libertades individuales"pero lamentablemente no hay otra forma de lograr un futuro moral sino se nos obliga legalmente a ser morales. Gran contradicción la que vivimos, por que la ética no es punitiva, por que la ética enseña al bien hacer, pero el desorden, la violencia nos  conduce a nuevos caminos que tenemos que identificar y defender, si queremos sobrevivir.

 Tenemos la ley de Libre Acceso a la Información para que todo el mundo pueda solicitar y obtener los datos que le pertenecen como accionista de la sociedad, pero como respaldo de la misma obliga a los funcionarios a ser y actuar con transparencia, porque todo se sabrá. Tendrán que aprender a dar las informaciones, todas, a pesar de su voluntad. Eso es moral

 Hay un decreto puente, un ordenamiento para que las compras y las contrataciones sean por concurso y así abordar el tema de las comisiones, el amiguismo, la discriminación positiva o a favor de. Tenemos un código de ética de la administración pública, tenemos medidas coercitivas que nos indican hasta que hora fiestar y beber. Son imposiciones legales que nos van a obligar a ser morales y quien no lo sea deberá caer en manos de una justicia justa.

 Tenemos que pensar en las generaciones futuras y tenemos un reto generacional como funcionarios del estado de ser responsables. El mayor mérito de lo antes señalado se evidencia en haber visto a tiempo que el derrotero inmoral del que habíamos hecho norma ya no nos asombraba. De fracasar esta generación social en este rescate era aceptar de manera irremisible la condena y el desastre

 La única forma de hacer una viabilidad moral en esta sociedad tiene que ser pasando por el imperio de la ley no solo para poner orden sino para obligar a ser morales para que las nuevas generaciones vuelvan a tomarla como fundamento de vida sin necesidad de obligarlo.

 Si la vocación es a convertir el país en "Potencia moral"como a dicho el presidente hay que pensar en términos morales las reformas y la modernización, la educación de los que van subiendo, la imposición  a los que vamos de paso y la garantía a las generaciones por venir.

 

 

 

{
}
{
}

Comentarios Violencia, modernizacion del estado y etica

Today Abercrombie Fitch Shorts clothing is one of the most popular brands in the United States, with its popularity in the UK following close behind. Abercrombie Fitch Short shines out as one of the biggest names in the fashion world.
wxy1226 wxy1226 26/08/2010 a las 03:46

Deja tu comentario Violencia, modernizacion del estado y etica

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre